Inicio / Hogar / Cómo pintar una habitación de dos colores

Cómo pintar una habitación de dos colores

Siempre es bueno y recomendable redecorar alguna de las habitaciones de nuestra casa.

Es común que, en aquellos lugares donde pasamos mucho tiempo, nos aburramos o nos fastidiemos de ver siempre las mismas formas y colores.
Por tal motivo, una buena manera de cambiar el aspecto es pintando las paredes de los espacios, de esta forma sólo gastamos en pintura y nos aseguramos un cambio rotundo. Por esto, les vamos a contar cómo pintar una habitación de dos colores y los efectos que podemos lograr.

Es importante pensar bien en los colores que vamos a elegir y en la combinación que nos pueden dar. Podemos optar por un mismo tono pero con diferentes claridades, por ejemplo: un verde seco oscuro y un verde seco con más luz, más lavado. De esta forma logramos un espacio coordinado y entonado.

También podemos optar por algo más drástico, por ejemplo: rojo y verde, amarillo y violeta o azul y naranja, los cuales son pares de colores complementarios que se resaltan mutuamente si están juntos. Estos tonos son ideales para la habitación de nuestros hijos: bien colorida y estimulante.
Una buena idea es crear un diseño a rayas, es decir, marcar primero las bandas de 15 cm de ancho (las podemos trazar con regla y lápiz sobre la pared) y luego pintar, alternado con los dos colores elegidos. Si las rayas son verticales lograremos un efecto que agrandará el espacio y lo hará más alto. Si las líneas son horizontales la habitación parecerá más compacta.

Otra opción menos complicada es pintar grandes áreas del mismo color: podemos probar en pintar una faja ancha de otro color que atraviese la pared. Anímense a probar y crear nuevos diseños, improvisando con los dos tonos y la forma de decorar que más les guste.

Vea Tambien

Decoración estilo escandinavo

 Uno de los estilos decorativos que mejor se adaptan al otoño es el estilo escandinavo, ...