Inicio / Recetas / Papas arrugadas

Papas arrugadas

Aparentemente parece un plato difícil de preparar, pero es muy sencillo y rápido.

Anuncios Patrocinados

Además de ser un plato muy fácil, es mucho más atractivo para el paladar.

Anuncios Patrocinados

INGREDIENTES:

  • 1 kilo de Papas pequeñas
  • 4 dientes de ajo
  • 1/2 cucharada de comino molido
  • 2 cucharadas de pimentón de la Vera
  • 5 rebanadas de pan del día anterior
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta (al gusto)
  • 1 chorrito de vinagre de Módena
  • 25 ml de vinagre de vino blanco
  • Cayena molida (al gusto)
  • 2 pimientos morrones grandes
  • Agua
  • 250 g de sal gorda

 

PREPARACIÓN:

Anuncios Patrocinados

Lavamos muy bien las papas y las colocamos en una cazuela grande con un litro de agua que esté ya caliente. Añadimos la sal gorda (es muy importante el tema de la sal porque es lo que va a ayudar al sabor propio de la papa, tenemos que añadir la cuarta parte del peso de las papas que vamos a cocer, en este caso es un kilo de papas, con lo cual echaremos 250 g de sal).  

Dejamos hervir entre 30-40 minutos a fuego bajo. Vamos pinchándolas con un tenedor para ver cómo están de duras, es importante que no se pasen porque si no vas a comer puré de papa. Cuando veas que estén tiernas las sacamos y las pasamos por agua fría para cortar la cocción (un buen truco de una amiga), como si fuese pasta.  

Secamos con papel las papas, tienen que estar bien secas para que el arrugado sea rápido. Mojadas tardan más.  

Colocamos las papas en la cazuela aún caliente y sin agua. Las acercarnos al fuego al 3 ó 4 de potencia (fuego medio) y añadimos un poco de sal y pimienta (no hace falta que sea sal gorda vale la de mesa). Empezamos a menear la cazuela con suavidad y empezaran a arrugarse. Este proceso son unos 5 minutos, se quedan como blancas y lógicamente arrugadas.  

Preparación del mojo colorao:

 Freímos los dientes de ajo con piel en un buen aceite de oliva, cuando se doren los ajos los apartamos del aceite y les sacamos la piel. Reservamos los ajos para el mojo.  

En el mismo aceite de los ajos echamos el pan en trozos pequeños hasta que queden dorados, retiramos el pan y lo ponemos con los ajos.  En un bol (yo utilizo el de la batidora) echamos el aceite sobrante de los ajos y el pan frito. También añadimos los cominos (mejor molidos), el pimentón, la sal, la pimienta y la cayena. Introducimos un poco de agua y batimos todo hasta que quede una pasta como de puré.  

Lavamos los pimientos morrones y los incorporamos con el aceite, el vinagre de uva y un chorrito del de módena (es sólo para dar color) al recipiente anterior. Pasamos todo por la batidora. Probamos el mojo y rectificamos normalmente de sal.

Vea Tambien

Fusilli con brócoli

Con muy pocos ingredientes haremos un buen plato de Fusilli con brócoli. Completo, sano, sabroso ...